Yule





El momento del año en que la Tierra está más inclinada con respecto al sol y por ende, el momento que recibe menos luz, cubriéndonos en esa oscuridad que invita al recogimiento y al cuidado interno.

Yule, así le dieron el nombre los Celtas a este periodo en el que celebraban el renacimiento del Dios y los espíritus.

Esta palabra en su forma más antigua significa "rueda".


Cuenta la mitología Celta que el Dios Roble, gobierna durante la mitad luminosa del año y conquista al Dios Acebo para poder reinar hasta el verano, dónde terminarán por reencontrarse.

Ambos son fuerzas opuestas, Litha y Yule y como todos los opuestos, se complementan.

Esto nos puede dejar una reflexión para poner en práctica en nuestro día bien sea, con personas, situaciones y sobre todo, con nosotros mismos.

Pasamos por esta vida interpretando los momentos de oscuridad como malos y negativos, no viendo su opuesto, la luz que existe en todos los procesos.

Creemos frente a una mala racha o frente a situaciones más duras, que nos hemos perdido, que todo está desordenado o a veces, incluso, que no podremos salir a la superficie.

Y es ahí cuando el opuesto a esa oscuridad, a ese momento de lucha interna está para nosotros, receptivo y disponible para agarrarlo y transformarnos.


En las relaciones con el otro, vivimos con el mismo programa.

Lo distinto, lo interpretamos como contrario, surgen así disputas y confrontaciones que nos hacen vivir "guerras", enfrentamientos y luchas, agotando nuestra energía y generándonos nuevamente esos vacíos propios a las desilusiones que llegan de la mano de los "desencantos" con el otro, aquí hablamos de parejas, amistades o familia, el otro sea quien sea en la pirámide socia nuestra.


Los opuestos son herramientas poderosas y sanadoras aunque obvio!, tiene un trabajo detrás de aceptación con nosotros mismos frente a cómo interpretamos, como creemos ver/sentir y eso ya sabemos, que no siempre se corresponde con la realidad.





Prosiguiendo con esta fiesta pagana de herencia Celta y que en las tierras dónde nací ( Asturias ), me acompaña desde que soy niña, os cuento que era común salir a la naturaleza a recolectar plantas que simbolizasen el sol para ponerlas frente al altar, manzanas como símbolo de vida después de la muerte y piñas como ejemplo de la fertilidad de la vida, de la luz.

La leña del Roble acompañaba el altar esperando a la noche del solsticio para ser venerada al fuego junto con plantas medicinales que contaban, atraían a nuestros ancestros en cada crujir de las mismas en contacto con el fuego.


Durante esta época, se reflexionaba sobre el pasado y el futuro y se sentaba uno en silencio y en compañía de la familia contemplando la oscuridad de la noche sin más luz, que la del fuego.

Esa noche oscura del alma y viviendo cada uno en su cuerpo lo que todo esto, quería significar.

Ellos, los Celtas, que su cultura y amor por la naturaleza fue condenada por romanos y a su ocultación por el cristianismo privándonos de su historia y de su sensibilidad tan suya que tenían al comunicarse con la Tierra ...

Te deseo una feliz temporada de retorno a uno, a nuestra luz que envuelve esta temporada de oscuridad y que la transites de una forma amorosa con todo aquel que sea tu espacio.


Namaste 🙏🏾



#namaste_alternative #naturerepublic #energia #ayurvedamedicine #ayurveda #ayurvedalifestyle #ayurvedaeveryday #ayurvedaforlife #ayurvedaestilodevida #nature#naturehealing #medicinaholistica #medicinaancestral #lacienciadelavida #plantpower #plantas #healthylifestyle #health #healthylife #vidaconproposito #spiritual #daryrecibir #grasciasvida #darlomejor #practiceandalliscoming #spirituality #disciple #plantasmedicinales #herbs #medicinanatural #ancestral

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono Social blogger